lema ciudad MadridMadrid, la vibrante capital de España, es una ciudad que se enorgullece de su rica historia y cultura. En el corazón de su identidad se encuentra un lema que ha resistido el paso del tiempo, un eco de su pasado que sigue resonando en el presente: “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son“. Este lema, grabado en la memoria colectiva de la ciudad, es un testimonio de su origen y evolución.

Origen del lema de Madrid

El lema de Madrid, “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son“, tiene sus raíces en el siglo XII, una época de profundos cambios y transformaciones en la Península Ibérica. Durante este tiempo, la región estaba bajo el dominio de los musulmanes, quienes habían fundado la ciudad de Madrid, entonces conocida como Mayrit.

Este lema no es una simple frase, sino una representación simbólica de la ciudad y su historia. El primer componente, “Fui sobre agua edificada“, hace referencia a la ubicación geográfica de Madrid. Los fundadores musulmanes eligieron este lugar para establecer la ciudad debido a la abundancia de aguas subterráneas y a la presencia de un caudaloso arroyo que atravesaba lo que hoy conocemos como la calle Segovia. Esta riqueza hídrica no solo proporcionó a los habitantes un suministro constante de agua, sino que también hizo de Madrid un lugar estratégico para el asentamiento y la defensa.

El segundo componente del lema, “mis muros de fuego son“, hace alusión a las antiguas murallas de la ciudad, construidas con sílex, un tipo de piedra que produce chispas al ser golpeada. Durante la noche, cuando las flechas enemigas impactaban contra estas murallas, las chispas producidas daban la impresión de que los muros estaban hechos de fuego. Este fenómeno no solo proporcionaba una defensa visual efectiva, sino que también se convirtió en un símbolo de la resistencia y la fortaleza de la ciudad.

Por lo tanto, el lema de Madrid es una expresión de su historia y su identidad, un reflejo de su origen como ciudad musulmana y de su evolución a lo largo de los siglos. A través de estas palabras, podemos entender mejor el carácter único de Madrid y apreciar la rica tapestría de su pasado.

LEER  Qué hacer en Chueca (Madrid): Cañas y fantasmas

Madrid en la época musulmana

La historia de Madrid, tal como la conocemos hoy, comenzó en el siglo IX con su fundación por los musulmanes. En aquel entonces, la ciudad era conocida como Mayrit, un nombre que refleja su origen árabe. Los musulmanes, reconocidos por su habilidad en la gestión del agua, eligieron este lugar para establecer un asentamiento fijo en el centro de la meseta. La elección no fue casual, sino que respondía a una serie de factores estratégicos y geográficos.

Uno de los elementos más importantes en la elección del enclave de la ciudad fue, sin duda, la presencia de agua. Madrid se asentó en un terreno rico en acuíferos y arroyos, como el que corría por la actual calle Segovia. Esta abundancia de agua no solo facilitó la vida cotidiana y el desarrollo de la agricultura, sino que también convirtió a Madrid en un lugar estratégico desde el punto de vista defensivo.

Además del agua, otro elemento distintivo de Madrid durante la época musulmana fueron sus murallas. Estas estaban construidas con sílex, un tipo de piedra dura que, al ser golpeada, produce chispas. Esta característica resultaba especialmente impresionante durante la noche, cuando las flechas enemigas impactaban contra las murallas y las chispas producidas daban la impresión de que los muros estaban hechos de fuego. Este efecto no solo tenía un valor defensivo, sino que también contribuyó a forjar la identidad de la ciudad y a dar forma a su lema: “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son“.

El emblema de Madrid

El primer emblema de Madrid es un testimonio de la rica historia y la identidad única de la ciudad. Este emblema, que data del siglo XII, es una representación simbólica de los elementos que han definido a Madrid desde su fundación.

El emblema consiste en una piedra dura, posiblemente un pedernal, sumergida parcialmente en agua, con dos eslabones a los lados entrelazados que frotan una piedra de sílex. De esta interacción surgen chispas, un detalle que refleja la característica defensiva de las murallas de la ciudad.

LEER  Chulapos, chulapas, majos, majas, ... Personajes emblemáticos de Madrid

Cada uno de estos elementos tiene un significado específico. La piedra dura sumergida en agua simboliza la ubicación geográfica de Madrid, una ciudad edificada sobre agua. Los eslabones entrelazados representan la unión y la fortaleza, mientras que la piedra de sílex y las chispas que produce al ser golpeada evocan la imagen de las murallas de la ciudad, que parecían estar hechas de fuego cuando eran golpeadas por flechas enemigas.

En torno a este conjunto heráldico se situaban dos lemas. El primero, “Sic Gloria Labore” (Así es la gloria del trabajo), es una expresión en latín que refleja la importancia del esfuerzo y la dedicación en la construcción y el desarrollo de la ciudad. El segundo lema, “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son“, es una descripción poética de la ciudad, que resume su origen y su carácter.

El lema en la actualidad

Aunque han pasado siglos desde su creación, el lema de Madrid sigue vivo y presente en la ciudad. A pesar de los cambios y transformaciones que ha experimentado Madrid a lo largo de los años, este lema sigue siendo un vínculo con su pasado y una parte integral de su identidad.

Hoy en día, el lema se conserva en varios lugares de la ciudad, como un recordatorio constante de su historia y su patrimonio. Sin embargo, uno de los lugares más emblemáticos donde se puede apreciar este lema es en la plaza de Puerta Cerrada. Aquí, el artista Alberto Corazón creó un mural que representa el lema de la ciudad.

Este mural, que es una interpretación moderna del antiguo emblema de Madrid, es un homenaje a la historia de la ciudad y a su identidad. En él, Corazón ha plasmado el lema “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son” de una manera que combina la tradición y la modernidad. El resultado es una obra de arte que no solo embellece la ciudad, sino que también invita a los madrileños y a los visitantes a reflexionar sobre el pasado de Madrid y su influencia en el presente.

LEER  Mentidero de Representantes, orígenes e historia

Interpretaciones y debates

El lema de Madrid, “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son“, ha sido objeto de diversas interpretaciones y debates a lo largo de la historia. Su origen, su significado y su relevancia en la identidad de la ciudad han sido temas de discusión entre historiadores, académicos y amantes de la cultura madrileña.

Una de las interpretaciones más aceptadas es que el lema hace referencia a la fundación de Madrid por los musulmanes en un terreno rico en agua y a las murallas de la ciudad construidas con sílex, que al ser golpeadas por flechas durante la noche, daban la impresión de estar hechas de fuego. Sin embargo, esta interpretación no está exenta de debate.

Algunos académicos han cuestionado la precisión histórica de esta interpretación, argumentando que la abundancia de agua en Madrid no era necesariamente un factor determinante en la elección del lugar para la fundación de la ciudad. Otros han sugerido que el “fuego” en el lema podría tener un significado simbólico más allá de la simple referencia a las murallas de sílex.

Además, ha habido debates sobre la traducción y la interpretación del otro lema presente en el emblema, “Sic Gloria Labore“. Aunque generalmente se traduce como “Así es la gloria del trabajo”, algunos han argumentado que podría tener otros significados dependiendo del contexto histórico y cultural.

Estos debates e interpretaciones reflejan la riqueza y la complejidad del lema de Madrid. Aunque puede que nunca lleguemos a un consenso definitivo sobre su significado, estas discusiones contribuyen a nuestra comprensión de la historia de Madrid y a la apreciación de su patrimonio cultural.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies